Muchachada, esto será como datearlos con un fijo, contarles partidos arreglados para el xperto o enseñarles a contar cartas: sesudos científicos habrían descubierto que cuando jugamos cachipún, siempre pensamos que nuestro rival elegirá  partir con piedra, por lo que tratamos de vencerlo invocando un súper papel. Así que obvio, nuestra primera jugada DEBE ser tijera.

Imagínense, jamás tendrán que partir jugando al arco  ni serán los que van a comprar más copete antes que cierre la botillería. Siempre tendrán en su poder el control remoto. 

Información más detallada -como qué hacer cuando es al mejor de tres, o las peculariedades del estudio- la encontrarán en el último número de  la revista New Scientist, que no será tan glamorosa, seria o rigurosa como Science o Nature, pero es harto más entretenida.

Así que ya saben, la próxima vez que sorteen quién saca la basura o se levanta a ver a la guagua, tijeras. Sólo tijeras.