Qué: Desde noviembre del año pasado miles de guionistas en EE.UU. abandonaron sus teclados en protesta por las condiciones económicas que la industria les ofrece. El cine y la televisión se han visto afectados por la protesta. La poco glamorosa entrega de los Globo de Oro y la suspensión de series como “30 Rock” y “The Office” son las consecuencias más visibles, pero de continuar la huelga, la siguiente “víctima” podría ser Hollywood (aunque los estudios han dicho que tienen material hasta por lo menos 2009).

Quiénes: Unos doce mil guionistas -organizados en el sindicato “Writers Guild of America” (WGA)- son los promotores de las protestas. Son apoyados -pero sin hacer causa común- por el poderoso sindicato de actores (Screen Actors Guild, que tiene unos 150 mil afiliados). La contraparte de los huelguistas es la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP por sus siglas en inglés), que reúne a decena de estudios de la industria, como Disney, Warner, Sony y CBS.

Cuándo: El malestar comenzó a mediados del año pasado, pero el paro comenzó el 4 de noviembre. La última huelga de los guionistas fue en 1988. Esa vez, se habrían perdido unos US$ 500 millones.

Dónde: En todo Estados Unidos. En especial en Nueva York y Los Ángeles, centros neurálgicos de este segmento de la industria de la entretención.

Porqué: Plata, por supuesto. Uno de los puntos más conflictivos en las negociaciones entre los escritores y los estudios, es el porcentaje destinados a los creativos por concepto de venta en DVD y online. Los guionistas aspiran a recibir unos 8 centavos de dólar por unidad vendida. Los productores no están dispuestos a dar más de la mitad. Además, otro tema que preocupa, son las grandes diferencias en los sueldos. Los guionistas de series exitosas, reciben varios millones de dólares al año, mientras que miles de asociados deben conformarse con sueldos muy bajos y poca seguridad laboral. Sobre este aspecto, el New York Times publicó un interesante artículo.

Woddy Allen solidariza con la causa:

Anuncios